A pesar de que el sector de la realidad virtual y aumentada se ha estancado en los últimos años, según la consultora IDC este sector alcanzará los 12,4 millones de unidades vendidas lo que supone un incremento interanual del 48,5%. El optimismo es aún mayor si se comprueban las cifras de 2022, donde IDC augura que las ventas de este tipo de dispositivos serán de 68,9 millones de unidades, con una tasa de crecimiento anual del 52,5%.

Según cifras del mercado, Sony es el líder del mercado con una cuota del 43%, seguido muy de lejos por las gafas de realidad virtual de Facebook, Oculus Go (19,4%). Además de la revolución que estos dispositivos provocarán en el mercado tecnológico, también estos dispositivos –igual que hicieron los smartphones- cambiarán el modo en el que las marcas se comunicarán con sus consumidores.

En un futuro –no muy lejano– ya no necesitaremos viajar para conocer lugares. La realidad aumentada nos permitirá estar en sitios en los que no estamos físicamente. Imagina, por ejemplo, comprar un paquete de vacaciones y vivir la experiencia antes de ir. Esto será posible gracias a la realidad aumentada. El usuario será capaz de vivir y experimentar las emociones y sentimientos de un lugar o actividad antes de adquirirlo. O puede -incluso- que gracias a la realidad aumentada ya no quiera ir a ese lugar de vacaciones y prefiera quedarse con la experiencia de realidad virtual.

Lo que queda claro es que las marcas tienen que comenzar a aceptar que la tecnología cambiará el modo en el que se comunicarán con sus consumidores. Y si no comienzan la transformación digital en su comunicación con sus consumidores, dejarán de ser relevantes para esto.

¿Quieres saber más sobre cómo adaptar tu comunicación a la nueva revolución tecnológica? Hotwire tiene una amplia experiencia asesorando a compañías en sus procesos de transformación digital y en la comunicación de la innovación. Si quieres saber más sobre nosotros. Escríbenos:

ludi.garcia@hotwireglobal.com