Amazon trabaja a toda velocidad para intentar presentar su primer altavoz inteligente (speaker) en español a finales de este año o principios de 2019 a lo más tardar. Alexa, tal y como se conoce al asistente de voz de Amazon Echo, hablará al fin español y con su entrada en nuestras vidas, muchas cosas cambiarán. Si ya Siri ha cambiado cómo nos relacionamos con nuestro teléfono, Alexa revolucionará el modo en el que nos relacionamos con nuestras casas y dispositivos electrónicos.

La entrada de los asistentes de voz en neustras vidas cambiará cómo nos relacionamos con nuestro entorno, y también con las marcas. Hotwire ya analizaba el impacto de la voz como nueva interfaz en los dispositivos electrónicos en el estudio ‘Entendiendo a la Generación Alfa’ . Por ello, la voz volverá a ser un elemento clave en la relación entre las marcas y los usuarios. Asimismo, la relación entre las marcas y los consumidores se producirá a través de canales que éstas ya no controlarán, siendo el vídeo el formato estrella para cautivar a estos nuevos consumidores.

Además, tal y cómo se está observando en los Milenials y la Generación Z, la Generación Alfa rechazará la publicidad, por lo que los responsables de marketing y comunicación tendrán que articular sus campañas en torno a contenidos y experiencias memorables. En este contexto, las marcas solo conseguirán entablar una relación con el consumidor en el momento exacto de consumo.

Gracias al acceso a los datos, las marcas serán capaces de ofrecer contenidos cada vez más personalizados a las diferentes identidades online de los nuevos consumidores en cada una de las distintas redes sociales. Sin embargo, los consumidores serán cada vez más celosos del uso de sus datos personales, sino obtienen una compensación por ello. Por ello, el uso de los datos por parte de las marcas deberá ser cada vez más responsable y respetuoso.