Los últimos avances en la tecnología aplicada a la salud dibujan un escenario en el que los retos más importantes en este ámbito ya no sólo se solucionan con medicamentos, y los actores principales ya no son únicamente los médicos. El desarrollo de aplicaciones para el control de enfermedades o nuevos dispositivos que consiguen cosas imposibles, como que vuelvan a ver personas que habían perdido la visión, prometen un futuro dominado por la tecnología. Sin embargo, al ser industrias tan distintas las involucradas, todavía no se ha encontrado el relato común que consiga identificar los principales retos de lo que conocemos como Digital Health y trasladar estos beneficios a la sociedad. Esta es una de las conclusiones del trabajo de investigación realizado por Hotwire, la agencia de comunicación global, sobre la presencia mediática y social de la digital health en España.

Miren Elía, Directora de Cuentas en Hotwire explica la oportunidad para la industria tecnológica, sanitaria y farmacéutica para construir un relato donde la tecnología y la salud vayan de la mano: “Cada vez más, la tecnología y la salud están aproximándose para tratar de dar solución a problemas de salud y enfermedades, haciendo emerger toda una industria de innovación que ofrece muchísimas posibilidades. Durante el primer semestre de 2017, por ejemplo, se invirtieron más de 6.000 millones de dólares a nivel mundial en acuerdos relacionados con la salud digital. Otras fuentes apuntan a que se espera que el mercado de digital health crezca de aquí hasta 2020 a un ritmo de un 21% anual”, añade Miren Elía.

La salud es uno de los asuntos que más interés genera a los ciudadanos y, por ello, desde todos los ámbitos relacionados con el desarrollo de aplicaciones y tecnologías relacionadas con la salud debería construirse un relato común, desde industria farmacéutica, instituciones y empresas de tecnología, se extrae de las conclusiones de este trabajo de investigación de la agencia de comunicación global Hotwire.

Desde Hotwire, gracias a las industrias con las que trabajamos, somos testigos directos del cambio y la innovación y especialmente conscientes del impacto que la digital health tiene en la sociedad”, explica Miren Elía. En este sentido, la directora de Cuentas de Hotwire añade: “La comunicación aporta un valor fundamental en el entorno en el que nos encontramos, por varias razones: primero, porque ayuda a tender puentes entre los diferentes actores; ayuda a la divulgación, acercando el conocimiento a todos los públicos; y puede contribuir a que la sociedad sea la que vaya demandando estos servicios”.

Las diferentes caras de la digital health

Hotwire y su departamento de análisis e investigación ha monitorizado en los diferentes medios de comunicación y comunidades online la presencia de la digital health. Según este informe, digital health solo aparece en los medios de comunicación asociada a grandes eventos relacionados con la tecnología e iniciativas independientes y aisladas por empresas del ámbito sanitario.  En este sentido, Miren Elía señala: “Sin embargo, si profundizamos en cuántas de esas noticias mencionan algunos de los temas que nosotros entendemos que son cruciales para la digital health y que hay que abordar para el desarrollo de la industria, sí que encontramos algunos ejemplos aunque no muy numerosos (protección de datos, enfermedades crónicas, etc). Necesitamos dirigir el debate y la opinión hacia lo que realmente importa e influye para el mejor desarrollo de estos servicios.”

En el ámbito de la comunicación en comunidades y redes sociales online, la mayoría de las noticias relacionadas con la digital health y comentarios sobre esta temática se producen en Facebook. “Este dato nos hace pensar que la sociedad está expectante y muy interesada en el desarrollo del Digital Health. Le siguen muy de lejos Linkedin y Twitter”, según la directora de cuentas Hotwire.

Según este análisis desarrollado por la agencia de comunicación global Hotwire, en el último año ha habido 3.000 menciones relacionadas con digital health en redes sociales. “Las keywords que destacan, que nos dan una idea de la temática de esas menciones, son: mejora, mejor, apoyo, vida, beneficios, ayuda. Sin embargo, entre las negativas, apreciamos  que aparecen los términos “avanzará, pacientes, implicación”. Necesitamos, por tanto, infundir confianza en los consumidores que aún no tienen claro que se esté poniendo como foco al paciente, o que la implicación de los poderes públicos no es la necesaria”, explica Miren Elía.

En cuanto a datos demográficos, que nos daría una idea de qué tono y qué canales escoger para comunicar del mejor modo estos temas, hay más hombres que mujeres tratando el asunto, y el grueso de los comentarios vienen de gente de entre 25 y 44 años, señala la investigación.

En este sentido, y a modo de conclusión, desde Hotwire Miren Elía asegura que la digital health es “más que una oportunidad de negocio; se trata de cambiar el paradigma de la salud y mejorar el día a día de las personas”. Y para ello la directora de cuentas de la agencia propone que la “digital health tiene que ser un ecosistema integral, dinámico y multidisciplinar que haga convivir a actores de diversas industrias”.