Un rebranding es más que el cambio de un logo o el color de una marca. El cambio de la imagen visual de una compañía no es más que el resultado de la evolución de la vida de esta empresa o marca, una nueva interpretación o introducción de sus valores y cómo las personas que forman parte de ésta, y aquellos con los que se relaciona, la visualizan y entienden. La coherencia entre lo que vemos y lo que percibimos es, por tanto, clave a la hora de llevar a cabo un rebranding. No se trata de que la nueva imagen sea más o menos ‘bonita’, sino que ésta represente los valores de la compañía. En Hotwire ayudamos a las marcas a desarrollar estrategias que consigan trasladar sus valores a los públicos tanto internos como externos. Y esta vez, nos ha tocado a nosotros iniciar este camino. Estos han sido los pasos que hemos seguido para que nuestra marca haya salido reforzada en este largo camino.

Para comprender el rebranding de Hotwire hay que entender el negocio de la compañía y la situación actual en la que se encuentra. El proceso de actualización de la marca se produce justo en un momento clave de la empresa tras la adquisición hace unos meses de la agencia norteamericana Eastwick y que suponía emprender un nuevo rumbo para la compañía. Una nueva CEO, Barbara Bates, un nuevo equipo directivo, la entrada en la compañía de nuevos trabajadores y un sinfín de cambios en Hotwire obligaron a la compañía a redefinir su visión “¿Hacia dónde nos dirigimos?”

Fue entonces cuando el equipo global directivo de la agencia tuvo que marcar una hoja de ruta consensuada entre todas las partes de la empresa y conseguir que todos los empleados interiorizaran esta visión. Para alcanzar esto, la cohesión dentro de la compañía fue uno de los pilares clave, una cohesión que solo se consigue con el establecimiento de unos valores compartidos entre todos los miembros de la compañía.

Pero tener una visión y compartir unos valores no es suficiente para conseguir nuestros objetivos. Sin una estrategia que articule todo el proceso de cambio y que señale el camino no se pueden conseguir resultados, o al menos, los esperados. Hotwire ha fijado su objetivo en ser “la mejor agencia con la que jamás hayas trabajado” con el propósito de “ayudar a las marcas a conectar con sus consumidores”, un objetivo que solo puede pasar por alinearnos con los responsables de marketing de las marcas.

Pero de nuevo, una visión, un objetivo y una estrategia no valen de nada si no damos las herramientas a nuestros equipos para que triunfen en este cometido. La formación de nuestros empleados es clave para que todos estemos alineados y luchemos por el mismo objetivo. La creación de la nueva marca ha supuesto todo un trabajo de formación y de gestión del cambio en el que se han visto involucradas más de 250 personas en 19 oficinas de 16 países.

La nueva marca no es más que el reflejo de este cambio que hemos emprendido y con el que queremos seguir cambiando.  Ayudar a los responsables de comunicación y de marketing a triunfar en sus objetivos de negocio ofreciéndoles nuestra experiencia y conocimiento.

Si quieres saber más de nosotros y nuestro trabajo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

yashim.zavaleta@hotwireglobal.com