Los microinfluiencers se han convertido en el nuevo filón para muchas marcas. Los imposibles cachés que cobran algunas de las estrellas de Instagram o Youtube han hecho que muchas marcas y comercios se empiecen a fijar en influencers ‘más accesibles’, con un menor número de seguidores que las hermanas Kardashian pero con un gran poder de recomendación entre su comunidad. Hoy día para ser bautizado como un influencer tan solo hace falta contar con unos cuantos miles de seguidores en cualquiera de las redes sociales de moda. Sin embargo, el usuario también ha aprendido de la estrategia que muchas marcas han puesto en marcha y también ellos quieren sacar rédito de sus stories y sus likes.

Esta semana la polémica sobre los influencers en redes sociales volvía a la palestra con una noticia que se ha convertido en viral gracias, curiosamente, a las redes sociales. El propietario del restaurante salmantino Tapas 3.0, Jorge Lozano, publicaba en su cuenta de Twitter una curiosa propuesta publicitaria de una representante de una influencer (su nombre no ha trascendido a la opinión pública). La representante proponía al dueño del restaurante que, a cambio de una cena a su representada y su fotógrafo y 100 euros, publicarían una foto en Instagram, un comentario en su canal de Youtube y “muchos stories. Mientras muchos hosteleros podrían haberse tomado esta propuesta publicitaria como una oportunidad de promocionar su restaurante, para el dueño de Tapas 3.0 esta propuesta se acercaba más al insulto. Así que, ni corto ni perezoso, decidió compartir en redes sociales su indignación. El mensaje ha corrido como la pólvora y ha vuelto a encender la mecha sobre el abuso de los influencers y los chantajes a los que marcas y comercios dicen verse sometidos en ocasiones.

Desde Hotwire defendemos la figura de los influencers y el papel tan relevante en la comunicación de las marcas. En un mundo tan fragmentado y multipantalla, nos ofrecen una audiencia ultra segmentada, credibilidad, amplificación, y son los mejores partners para hacer contenido, tal y como comentamos en este blog hace unos años sobre su papel. Dependiendo del perfil, piden remuneración por su trabajo o no.

En este momento el trabajo de un asesor en comunicación y marketing o de una agencia de comunicación se vuelve clave. Precisamente nuestro trabajo como asesores de marcas consiste en seleccionar aquellos perfiles más adecuados a la hora de establecer una estrategia de marketing de influencers para que ambas partes se beneficien de la relación. Por un lado, la marca tiene que seleccionar aquellos influencers que se ajusten a los valores de la marca y tengan una reputación probada en su comunidad de influencia. En este sentido, el número de seguidores no es un factor clave. Existen influencers con un número muy reducido de fans, pero con un alto poder de recomendación. Aquí el trabajo de una agencia de comunicación pasa por saber hacer un estudio de la reputación del influencer en función de sus contenidos y seguidores.

Esta semana, nuestra compañera Miren Elía ha sido entrevistada por la edición del medio día de Antena 3 Noticias, desgranando las claves para distinguir entre auténticos influencers y los que no los son. Miren ha destacado el valor estratégico que aporta un consultor de comunicación a las marcas a la hora de establecer una estrategia de marketing de influencers. Desde Hotwire, nuestro equipo de Comunicación Digital ha recogido unos consejos para saber distinguir entre los auténticos influencers que harán triunfar a tu marca de los que no lo son:

  • ¿A quién influye esa persona? Necesitamos escoger muy bien la persona con la que asociarnos y, para ello, identificar esos perfiles que influyen a la audiencia a la que queramos llegar. En Hotwire nos ayudamos de una herramienta interna, Listening Post, que mapea las redes de influencia y nos ayuda a identificar esas personas influyentes en un nicho particular.
  • El tamaño no importa. El número de seguidores no es el factor más importante a la hora de seleccionar a los influencers de tu campaña. No hay que confundir popularidad con influencia. De hecho, identificar a influencers emergentes y comenzar a establecer una sólida relación desde el principio será muy importante, ya que estos influencers cobrarán más relevancia y nuestra marca le habrá ayudado a crecer.
  • El contenido sigue siendo el rey: Si hace unos años en marketing hablábamos de que el contenido era el rey, a día de hoy podríamos decir que el contenido de terceros es el rey. Analicemos el contenido de su perfil, pensemos uno que se adapte a ambas partes y ¡a triunfar!.
  • Personalizar el contenido. Si trabajamos con varios influencers a la vez, escojamos qué es lo que cada uno, por su personalidad, puede comunicar y aportar, pero no ofrezcamos lo mismo a todos ellos.
  • El influencer también trabaja, la remuneración es lícita. Aunque, dependiendo del tipo de campaña y tipo de influencer, ganarnos su influencia sin tener que pagar, puede ser incluso más valioso.
  • La importancia de la prescripción: si la marca y el influencer quedan satisfechos tras una colaboración inicial, el segundo puede convertirse de manera espontánea en embajador de la marca con nuevas publicaciones hablando de la marca sin un acuerdo previo.

Si quieres sabes más acerca de nuestro trabajo en la gestión de la comunicación online y redes sociales, ponte en contacto con nosotros y te daremos todas las claves para que tu estrategia de marketing de influencers sea todo un éxito.