Esta semana la agencia de comunicación Hotwire ha lanzado una nueva área de especialización dedicada a la consultoría en comunicación en el sector de la Energía, Medio Ambiente y Sostenibilidad. Para el lanzamiento de esta nueva práctica hemos escogido a un grupo de expertos en esta disciplina para conocer cuáles son los principales retos a los que se enfrentan las marcas y compañías del sector en su relación con sus diferentes stakeholders.

La sostenibilidad como centro del negocio

Pippa Henderson, Responsable de Marketing y Comunicación de la compañía Bio-Bean, dedicada a la reutilización del café explica cuáles son las claves para la transformación de una compañía en sostenible: “Consigues crear un sistema sostenible robusto cuando los beneficios empresariales y ambientales están alineados. Es por eso que Bio-Bean no cobra una tarifa de entrada a nuestros socios para la gestión de sus residuos, que a su vez genera ahorros significativos para las empresas que nos envían su café de desecho”. La clave para la responsable de comunicación y marketing de esta empresa reside en que la sostenibilidad esté en el centro del negocio y los beneficios ambientales sean igual de importantes que los económicos.

Cómo ser una marca sostenible

Stephanie Kays, directora de Hotwire en Estados Unidos ofrece su perspectiva en cómo crear marcas que sean sostenibles y cuáles son los requisitos para ser percibida por el público en general como tal: “Tomar la decisión de ser una marca o empresa centrada en ser sostenible se puede producir en pequeños pasos, pero el objetivo más importante debe ser obtener el mayor impacto en el medio ambiente y comunicar esos esfuerzos públicamente para que las personas puedan tener esa información cuando tomen una decisión de compra. Al final, la honestidad es la mejor política y las marcas deben ser honestas sobre sus esfuerzos de sostenibilidad”.

El precio del cambio hacia la sostenibilidad 

Actualmente, el 80% de la energía proviene de combustibles fósiles y, a pesar de lo que creen los más escépticos sobre el cambio climático, está causando que el planeta se caliente cada día más. Las consecuencias de todo esto aún se desconocen. Para Nick Lansman, fundador y  Managing Director de Political Intelligencesi queremos resolver nuestra crisis energética y salvar al planeta del cambio climático, vamos a necesitar invertir más que el actual presupuesto mundial de menos de 1 dólar por persona y año. A no ser que los políticos tengan una visión de futuro de carácter ‘astrofísico’, es posible que no sea descabellado comenzar a plantearnos el crowfunding para pagar a los físicos y que consigan producir plasma”.

El impacto económico para las empresas 

El reciente anuncio del Grupo de Trabajo Sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima, puesto en marcha por el G20 y encabezado por el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha puesto encima de la mesa el impacto que el cambio climático tendrá en los resultados financieros de las compañías, especialmente en el sector financiero, y esto tendrá consecuencias muy importantes en todos aquellos, que, por ejemplo, tengan una pensión.

Este grupo de trabajo del G20 recomienda a las organizaciones que detallen en sus informes de buen gobierno los riesgos y oportunidades en torno al cambio climático y cómo esos riesgos y oportunidades pueden afectar al negocio, la estrategia y las previsiones financieras. La decisión de Donald Trump de tumbar el acuerdo de Paris por el que todos los países se comprometían a que la temperatura global no aumentase más de 2 grados ha puesto en alerta a las compañías, dándose cuenta que el futuro es definitivamente verde.

El deporte como palanca del cambio hacia la sostenibilidad 

Una de las tareas más complicadas pasa por inculcar a la sociedad la necesidad de incorporar la sostenibilidad en nuestras vidas como la única manera de asegurar un futuro mejor paras las generaciones venideras. Precisamente para Quentin Scott, director de marketing de la empresa de inversión en energías renovables Low Carbon, el deporte puede ser una palanca clave para conseguir la implicación de la sociedad en general: “Estadios de fútbol como el Santiago Bernabéu podrían funcionar exclusivamente con energía renovable. Llegará un momento en el que la próxima generación de fanáticos del deporte exigirá que el resto de edificios sean igual de eficientes, a medida que avanzamos hacia una sociedad más sostenible”.

La sostenibilidad como atracción de talento

La periodista Terry Macalister editora de la sección de energía en The Guardian analiza el significado de la palabra ‘sostenibilidad’ en estos momentos para la sociedad y las empresas en particular. Según la periodista, el término sostenible se ha convertido en un adjetivo que se ha colado en documentos estratégicos de gobiernos, autoridades y negocios. Sin embargo, según esta autora, más bien se ha convertido en “algo que hay que poner para conseguir la aprobación pública”. “Desde mi perspectiva, estoy más interesada en empresas transparentes que puedan demostrar que han construido una relación eficaz con todos sus stakeholders, incluido el medio ambiente. Una de las pruebas de fuego es que los más jóvenes quieran trabajar en estas empresas. Los jóvenes de hoy no solo se preocupan más que sus predecesores por las "cosas ecológicas", sino que tienen una mayor capacidad para detectar fácilmente cuándo algo es solo marketing o es de verdad”, asegura la periodista de The Guardian. 

Puedes consultar el Informe completo sobre el sector de la Energía, Medio Ambiente y Sostenibilidad realizado por Hotwire en este enlace.